Techos verdes en edificios, la solución ecológica

Los techos verdes en los edificios son el nuevo paisaje que podemos crear para nuestra ciudad. Podemos construirlo en nuestras propias casas a través de las cubiertas vegetales para edificios. Gracias, a los nuevos sistemas, como los techos verdes de macetas o sistemas modulares que facilitan la instalación y aseguran una óptima impermeabilización. Su instalación es muy fácil y cómoda. La vegetación que se siembra puede variar entre 5 cm a 50 cm, todo ello dependiendo de la capacidad de caga que soporte el techo y de nuestro objetivo de diseño.

Techos verdes en edificios

Nos permiten ahorrar costes energéticos en nuestros edificios, reduciendo así la contaminación, la cual está alcanzando niveles muy dañinos para la salud de las personas.
Hace ya tiempo que se utilizan los techos verdes con olivares, frutales, viñedos… Dado que estos espacios verdes tienen muchos beneficios para el medio ambiente; contribuyen a mejorar la biodiversidad, la retención del agua y a paliar los problemas del exceso de contaminación; haciendo que se reduzca el efecto “isla de calor” de las grandes ciudades. El calentamiento global, el aumento de las superficies impermeables y el exceso de calor acumulado en los edificios residenciales, la industria y el tráfico están dando lugar a un aumento de la temperatura constante dentro de las aglomeraciones urbanas.

Reducción del efecto «isla de calor » mediante techos verdes en los edificios

Es la diferencia de la temperatura circundante entre una ciudad y el campo, esta puede llegar a ser de hasta 10º C en verano. Por lo que nos lleva al empobrecimiento de nuestra calidad de vida y afecta gravemente a la salud de los ciudadanos. El hecho de que tengamos más espacios verdes, en las azoteas de los edificios puede llegar a absorber hasta un 80 % de la energía de entrada. En las zonas urbanas, los espacios verdes son muy escasos por lo que utilizando estas cubiertas ecológicas daríamos una gran oportunidad para poder hacer desaparecer el efecto “isla de calor” con el proceso de la transpiración y humidificación del aire seco, según explican desde ASECUVE (Asociación Española de cubiertas verdes y jardines verticales).

Techos verdes en edificios

Las ventajas de instalar un techo verde:

  • Reducir el efecto “isla de calor” de las grandes ciudades. (Profesor Hiroyuki Yamada).
  • Reducir las inundaciones; ya que retienen buena parte del agua de lluvia de las tormentas.
  • Habilitar espacios urbanos no usados.
  • Reducir hasta 5 grados la temperatura interior de un edificio en verano, y mantenerla cálida en invierno, ahorrando hasta 500€/m2 al año. (Akira Hoyano, profesor del Tokyo Institute of Technology).

Las contribuciones en materia de salud ambiental de las cubiertas son:

  • Un metro cuadrado de cubierta vegetal, genera el oxígeno requerido por una persona en todo un año (Darlington, 2001).
  • Un metro cuadrado de cubierta vegetal atrapa 130 gramos de polvo por año (Darlington, 2001).
  • Un edificio de 4 plantas (60 metros cuadrados) con una fachada portadora de este sistema filtra al año 40 toneladas de gases nocivos y 15 kg de material pesado (Wolverton et al. 1989).
  • Mejora el rendimiento y reduce los malestares de las personas que tienen vegetación en su lugares de trabajo (Lohr et al.. 1996; Bringslimark, et al. 2007).
  • Una cubierta vegetal aísla hasta 10 decibelios la contaminación acústica (Akira Hoyano, profesor del Tokyo Institute of Technology).
  • Cinco metros cuadrados de cubierta vegetal limpian lo que contamina un coche al día.
Instalación de techos verdes en edificios

Césped en un tejado ecológico

La instalación de techos verdes en edificios supone un ahorro energético

Todas estas instalaciones de cubiertas, azoteas verdes y zonas ajardinadas conllevan un posterior ahorro energético; gracias a la retención de agua y reducción de la contaminación sonora hasta en 10 decibelios (Akira Hoyano, profesor en el instituto tecnológico de Tokio), así como revalorizar el precio de los edificios con estas instalaciones verdes, etc.

En Barcelona la proporción de azoteas verdes alcanza un 67% de la superficie total; unas 1700ha, unas 14,5 veces el Parque del Buen Retiro. Esto supondría una gran extensión de jardines horizontales y con ello la mejora de la salud de los ciudadanos y la ornamentación de la ciudad, así como la reducción de la contaminación.

El no utilizar las azoteas para la creación de cubiertas verdes, hace que desperdiciemos cientos de sitios para mejorar la calidad de vida en nuestra ciudad, en un campo tan preocupante como lo es la contaminación. Por eso, en países como Alemania utilizan las técnicas de los jardines horizontales. En el 50% de las ciudades ofrecen algún tipo de incentivo a los hogares que optan por esta solución en sus azoteas ya que mejoran la contaminación.

Una ley de techos verdes en España 

Necesitamos una ley que regule el aprovechamiento de estos espacios y así evitar el ya conocido efecto “isla de calor” producido por las altas temperaturas que alcanza el asfalto; que se calienta durante el día y por la noche libera ese calor impidiendo la refrigeración de las ciudades.

Techos verdes en edificios

Cubiertas verdes en un edificio

Mas información, aquí



Comments are Closed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies