¿Cómo nos beneficiamos instalando un techo vivo?

Las cubiertas vegetales tienen múltiples beneficios a todos los niveles, económicos, ecológicos y sociales. Como la purificación del aire, la reducción de la temperatura ambiente, la regulación de la temperatura, la retención del agua de lluvia, ahorro de energía y promueven la biodiversidad de la ciudad.

  • Purificación del aire

Los techos vivos reducen la materia contaminante en las ciudades y el impacto contaminante en la salud de las personas, filtrando las partículas del aire y convierten el CO2 en oxígeno.

  •  Reducción de la temperatura ambiente

Las zonas ajardinadas combaten el calentamiento de los núcleos urbanos y reducen el efecto isla de calor en las ciudades. Este fenómeno se produce en las áreas urbanas y consiste en la diferencia de temperatura, que tiende a ser más elevada por la noche en el centro de la ciudad, que en las áreas de alrededor, como extrarradios o zonas urbanas.

  • Regulación de la temperatura

Las cubiertas ajardinadas nos permiten un ahorro de energía ya que proporcionan aislamiento en el interior de estos edificios, de hasta un 20% en calefacción y aire acondicionado. Pudiendo reducir hasta 3°C  la temperatura en la ciudad.

  • Retención del agua de lluvia

Los tejados verdes reducen el caudal de lluvia a través de las plantas (sirve para el mantenimiento de las mismas), los sustratos y la lámina de drenaje. Retarda las descarga de la lluvia y reducen el caudal de escorrentía urbana, solucionando los problemas de inundaciones o anegamiento de poblaciones.  Las azoteas ecológicas llegan absorber hasta el 80% de lluvia.

  • Reducción del ruido medio ambiental e interior

La azotea verde funciona como una barrera de sonido, hace que nuestros edificios sean más silenciosos tanto hacia fuera como hacia a dentro del edificio.

  • Aumenta la vida útil de la cubierta

Las azoteas verdes protegen más la impermeabilización y materiales de las cubiertas, por los cambios bruscos de temperatura que pueden llegar a producir grietas, haciendo que la vida útil de la cubierta dure hasta 60 años.

  • Aumenta el valor de la propiedad

La instalación de techos vivos hace que nuestra propiedad se revalorice hasta un 20% por la reducción energética  y la duración de la cubierta hace que  podamos vender nuestra vivienda por más valor.

  • En centros sanitarios

La hospitalización de los pacientes que están en un entorno rodeado de vegetación, como zonas ajardinadas,  hacen que sean su estancia más corta y una curación más fácil.

  •  Aumento de biodiversidad

La alternativa de cubiertas verdes proporcionan hábitats urbanos alternativos preservando la biodiversidad, forjando un nuevo equilibrio entre áreas edificadas y los recursos paisajísticos. Esto produciría una mejora tanto para nuestras comunidades  como para el medioambiente.

Comments are Closed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies